Contáctenos para programar una cita: 503-681-8125
Elige tu Idioma

El latigazo cervical es una lesión en el cuello que es causada por una rápida aceleración y desaceleración de la cabeza, más comúnmente causada por un accidente de auto. El latigazo cervical es causado cuando el vehículo es golpeado por detrás. Estos azotes tiene el potencial de dañar los ligamentos y los discos. Causando dolor de cuello, dolores de cabeza, entumecimiento y hormigueo en las manos, e incluso lesiones en las articulaciones de la mandíbula. A diferencia de un hueso roto en el cual una simple radiografía puede validar la presencia de la fractura y normas de atención, lesiones de latigazo cervical implican una combinación imprevisible del sistema nervioso, músculos , articulaciones y trastornos del tejido conectivo, que no es fácil de diagnosticar y puede ser incluso más que un desafío de tratar.

Con el fin de ayudarle a comprender la naturaleza de las lesiones cervicales y cómo deben ser tratadas, es necesario pasar un poco de tiempo a discutiendo la mecánica de cómo se producen lesiones de latigazo cervical.

Durante una colisión del automóvil por detrás, el cuerpo pasa por una aceleración y deceleración muy rápida e intensa. De hecho, todas las cuatro fases de un latigazo cervical se producen en menos de la mitad de un segundo! En cada fase, hay una fuerza diferente que actúa sobre el cuerpo que contribuye al daño total, y con un movimiento tan repentino y fuerte, el daño a las vértebras, los nervios, los discos, los músculos, ligamentos de su cuello y la columna pueden ser sustancial.

Las cuatro fases de un latigazo cervical:

Fase 1: Durante esta primera fase, comienza su coche a ser empujado hacia fuera de debajo de ti, causando que su espalda media se aplane contra el respaldo de su asiento. Esto da lugar a una fuerza hacia arriba en la columna cervical, compresión de los discos y las articulaciones. A medida que su asiento empieza a acelerar su torso hacia adelante, la cabeza se mueve hacia atrás, creando una fuerza cortante en el cuello. Si el reposacabezas se ajusta correctamente, la distancia en la cual la cabeza se desplaza hacia atrás es limitada. Sin embargo, la mayoría de los daños a la columna vertebral se producirá antes de que su cabeza alcanze el reposacabezas. Los estudios han demostrado que los reposacabezas sólo reducen el riesgo de lesiones de 11 a 20%.

Fase 2: Durante la segunda fase, el tronco ha alcanzado la aceleración pico – de 1.5 a 2 veces mas que su propio vehículo – pero la cabeza aún no ha comenzado a acelerar hacia adelante y continúa moviéndose hacia atrás. Una curva en forma de S anormal se desarrolla en su columna cervical conforme su asiento de retrocede hacia adelante, como un trampolín, añadiendo la aceleración hacia adelante del torso. Por desgracia, este retroceso hacia atrás cuando el asiento aun va hacia adelante se produce mientras que su cabeza todavía se está moviendo hacia atrás, lo que resulta en una fuerza cortante en el cuello y es uno de los aspectos más dañinos de un latigazo cervical. Muchos de los huesos, las articulaciones, los nervios, los disco y la mandubula son lesionadas lo mas frecuentemente durante esta fase.

Fase 3: Durante la tercera fase, el torso está descendiendo hacia atrás en su asiento y la cabeza y el cuello están en su pico de aceleración hacia adelante. Al mismo tiempo, su coche se está desacelerando. Si libero la presión en el pedal del freno durante las primeras fases de la colisión, es probable que lo haya vuelto a aplicar durante esta fase. La reaplicación del freno hace que su coche frene aún más rápido y aumenta la gravedad de la lesión de flexión del cuello. A medida que avance en su asiento, el poco espacio suelto en su cinturón de seguridad y arnés de hombro es absorbido.

Fase 4: Esta es probablemente la fase más perjudiciale del fenómeno latigazo. En esta cuarta fase, el torso es detenido por el cinturón de seguridad y la cabeza es libre de seguir adelante sin trabas. Esto se traduce en un movimiento violento hacia adelante con flexión del cuello, forzando los músculos y ligamentos estirando fibras en los discos de la columna, y obligando a las vértebras fuera de su posición normal. Su cordon espinal y las raíces nerviosas se estiran y se irritan, y su cerebro pueden golpear el interior de su cráneo causando una leve lesión cerebral moderada. Si no está bien sujeto por el arnés de seguridad, usted puede sufrir una conmoción cerebral o una lesión cerebral más grave, al golpear el volante o el parabrisas.

Factores de riesgo:

Cada accidente de auto es único y también lo son las lesiones sufridas. Sin embargo, hay algunos factores de riesgo conocidos que cuando están presentes, pueden hacer que sea más fácil que el ocupante sostenga una lesión, aunque el impacto / daño sea minimo. Estos factores de riesgo son:

  • Tener la cabeza volteada durante el impacto
  • Lesiónes previas
  • Dolores de cabeza pre-existentes
  • Dolor de cuello pre-existente
  • Respaldo para el cuello inapropiados
  • Postura inadecuada en el auto
  • Artritis
  • Edad avanzada
  • Enfermedades en los discos
  • Usar el cinturón de seguridad
  • Impacto Trasero
  • Que el asiento no se quebre durante el impacto
  • Ser mujer
  • Ser sorprendidos por el impacto

PROGRAME SU CITA HOY

En Allied Chiropractic, queremos que programar una cita sea lo más cómodo y fácil posible. Por favor, haga clic en el botón HACER UNA CITA para iniciar la programación de su cita hoy mismo. Le responderemos por correo electrónico confirmando su cita lo antes possible. Además, no dude en llamar directamente al 503 681-8125 si desea una respuesta más rápida o si tiene preguntas adicionales.